Andrés Brito

POR FIN, MÉXICO DESPIDE AL PRÍNCIPE EN ATAÚD DE ORO SEMIVACÍO

Por fin las familias del cantante mexicano José José permitieron a la tierra que lo vio nacer, despedirlo con todos los honores del fanatismo artístico, de todo hubo, en las emotivas ceremonias celebradas a lo largo del día, desde su llegada al otrora Hangar Presidencial, para que la mitad de sus cenizas se trasladaran a bordo de una carcaha fúnebre, primero al corazón cultural de México, el Palacio de Bellas Artes, después a la Basílica de Guadalupe, más tarde en Clavería, en el Parque de la China, frente a su restaurada estatua, para darle el último adiós en el Panteón Francés.En Bellas Artes, las cenizas de José José hicieron su primera escala, para el primer homenaje póstumo que se le realizó en la Ciudad de México, donde asistieron personalidades del ámbito político y del entretenimiento como Lucía Méndez, Emmanuel, Dulce,  el actor Alejandro de la Madrid, Laura Bozzo, Andrea Escalona, la productora Magda Rodríguez y el cantante Alfonso Lizárraga.

También asistieron las cantantes Lucía Méndez y Dulce, como la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, quien montó una guardia de honor en un costado del féretro dorado, en el que se guardaron las cenizas del intérprete.

Las calles de la Ciudad de México se llenaron de seguidores del cantante, quienes, entre vivas y gritos  de “sí se pudo”, formaron vallas humanas para homenajear al príncipe de la canción, quien falleció el pasado 28 de septiembre.

Entre aplausos de la gente,el féretro chapado de oro que tiene las cenizas de José José llegó a la Basílica de Guadalupe, con lo que se cumplió la última voluntad de “El Príncipe de la Canción”; a las 14:13 horas la misa en el templo Mariano arrancó para pedir que el cantante descanse y la felicidad entre la gente fue total porque se logró que viniera al país.

El encargado de ofrecer la liturgia fue Monseñor Gustavo Moreno Bravo, canónigo de la Basílica de Guadalupe, quién dio lectura al evangelio según San Lucas, en el que analizó la muerte y encomendó al Padre el alma de El Príncipe de la Canción, cuyos restos estaban de frente a la imagen de la Virgen.

Más tarde los restos del cantante José José arribaron al Parque de la China en la colonia Clavería, donde cientos de personas ya lo esperaban para despedir al cantante. La alcaldía de Azcapotzalco preparó un homenaje para el artista al pie de su estatua, en el barrio donde creció.

Cuando ya habían pasado diez días de su fallecimiento, el intérprete de Gavilán o Paloma y de El Triste, como de la Nave del Olvido,  José José arribó a su última morada en el Panteón Francés de la capital mexicana, donde sus restos fueron sepultados junto a los de su madre, Margarita Ortiz.

Cientos de personas de todas las edades y procedentes de varias ciudades del país, aguardaron en las inmediaciones del cementerio ubicado en la Avenida Legaría para decirle adiós al ídolo de la música romántica.

Related posts
Andrés Brito

Derecho de pataleo

Andrés Brito

Cuidemos a los cuidadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *