PESE AL INTERNET Y LA TECNOLOGÍA EL OFICIO DEL CARTERO PREVALECE

HomeNoticias

PESE AL INTERNET Y LA TECNOLOGÍA EL OFICIO DEL CARTERO PREVALECE

my-portfolio

El correo postal sigue existiendo como una forma humana y ancestral, por mas que la tecnología llegue, el servicio postal prevalece. Enn épocas de la

COMO DIABLOS RECORREN LA CIUDAD
SE PONE CELOSO VOLCÁN DE FUEGO EN GUATEMALA FRENTE A KILAUEA
FACEBOOK LANZA EN MÉXICO HERRAMIENTA PARA BUSCAR PAREJA

El correo postal sigue existiendo como una forma humana y ancestral, por mas que la tecnología llegue, el servicio postal prevalece.

Enn épocas de la Revolución, un tren que transportaba oro se volcó; también llevaba correspondencia militar, y la persona encargada de llevarla prefirió trasladarla hasta su destino que tomar el oro y huir.

El presidente Pascual Ortíz Rubio dijo en su tiempo que por ese motivo la Revolución tenía una deuda con los carteros, motivo por el cual se decidió instituir el Día del Cartero, el cual se ha celebrado en México cada 12 de noviembre desde el año 1931.

El Día del Cartero busca hacer un reconocimiento a la obra social de aquellas personas que son encargadas de llevar los mensajes esperados por los ciudadanos, muchas ocasiones sin importar las circunstancias o el ambiente.

Desde antes de la época colonial existían ya algunas especies de servicios postales en México. Hombres fuertes y que eran reconocidos por ser veloces, llevaban mensajes de suma importancia a los reyes o tlatoanis.

En el México prehispánico, y en general en toda Mesoamérica, no existía animal alguno capaz de utilizarse en la carga y transporte de mensajes y se tuvo que emplear al hombre, es así como surgió el «tameme», el primer método de correspondencía indígena.

Existía incluso un sistema de relevos, cada 10 kilómetros un hombre entregaba el mensaje a otro y así sucesivamente hasta que llegara a su destino. Este sistema fue ideado por los aztecas.

Se describe al tameme como un cargador entrenado desde la infancia, procedente de la clase de los macehuales, dedicado exclusivamente al transporte de mensajes y mercancías en la cultura azteca.

Empezaban a ejercitarse desde la infancia, transportaban en promedio 23 kilos y hacían un recorrido diario de 21 a 25 kilómetros antes de ser relevados.