HUESOS MÁS SANOS CON UNA CERVECITA BIEN FRÍA

HomeReportajes cortos

HUESOS MÁS SANOS CON UNA CERVECITA BIEN FRÍA

my-portfolio

Viendo el partido, cuando hace una tarde calurosa o los domingos; siempre cae rico una chelita bien fría, esta bebida con descendencia alemana se disf

MÁS DE LA MITAD DE USUARIOS DE WINDOWS NO ACTUALIZAN SU SOFTWARE
ASOLEARSE PARA QUE NO TE DEN GANAS DE SUICIDARTE
EN MANOS DE LA MUEJR ESTA LA ALIMENTACIÓN EN MÉXICO

Viendo el partido, cuando hace una tarde calurosa o los domingos; siempre cae rico una chelita bien fría, esta bebida con descendencia alemana se disfruta con amigos o familia, no hay un momento en que sea imprudente tomarse una, claro, con moderación.

Los tipos de cerveza se agrupan por el nivel de fermentación en la levadura; Ale es la palabra inglesa que describe al grupo de cervezas que utilizan levaduras de fermentación alta, frente a las que utilizan levaduras de fermentación baja denominadas lager.

Hoy en día, la cerveza más producida es la de tipo lager, siendo el estilo Pilsen, el más conocido y  seguido dentro del grupo de las lager. Sin embargo, existen otros estilos dentro de la categoría lmenos conocidos, pero no menos apreciados en sus países o regiones de origen, como son el estilo Munich, Viena, dortmunder, bock y doppelbock.

La cerveza tipo ale tiene una forma más sencilla de elaboración, durante la fermentación en caliente que dura unos tres o cuatro días, se alcanza una temperatura de unos 25º C. Sin embargo, muchos productores dejan fermentar la cerveza hasta dos semanas.

También las hay as cervezas de trigo, como “la Nochebuena” con nombre comercial en México, son cervezas de fermentación alta elaboradas con una mezcla de trigo y cebada. El trigo, que puede o no maltearse según la tradición de cada país, da a la cerveza un sabor a grano, como el del pan recién hecho, sobre todo cuando no está malteado.

Por sus ingredientes, la cerveza es un alimento saludable que contiene diferentes sustancias nutritivas como son las vitaminas del grupo B (en especial destaca el ácido fólico) y contiene un ligero porcentaje de carbohidratos (maltodextrina) y de alcohol.

Ingredientes como el silicio, que promueve la densidad ósea y evita la pérdida del hueso, o los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis, están presentes en la cerveza, por lo que algunos estudios señalan que esta bebida mejora la salud ósea.

De hecho, cada vez más datos avalan que el consumo de ligero a moderado de cerveza puede reducir el riesgo de fracturas y osteoporosis.

Esta bebida consta de más de 2.000 componentes que hacen que tenga propiedades antioxidantes. Es decir, beber cerveza con moderación ayuda a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células. Esto previene y/o retrasa la aparición de algunas enfermedades degenerativas.