LA DEPRESIÓN ES UN MAL QUE SE PEGA

HomeConsejos

LA DEPRESIÓN ES UN MAL QUE SE PEGA

my-portfolio

En la actualidad los cuadros de tristeza o depresión han aumentado en forma casi incontrolable, porque pareciera que se trata de una enfermedad asin

NUEVA IPAD PRO, MÁS FÁCIL DE ROMPER QUE UN PEDAZO DE CRISTAL
BORRACHITOS, UN PROBLEMA SOCIAL DE LA CDMX: DIPUTADA DE MORENA
TE GUSTAN LAS EMOCIONES FUERTES, BUSCA PAREJA CON COMPROMISO

En la actualidad los cuadros de tristeza o depresión han aumentado en forma casi incontrolable, porque pareciera que se trata de una enfermedad asintomática, sin embargo, basta saber que una persona está deprimida cuando se aísla, no quiere ir a la escuela o al trabajo, duerme de más o pasa días sin tomar una ducha.

Cuántas veces nuestro compañero de trabajo, el vecino de pupitre o nuestros hermanos padecen de ese mal y no los tomamos en cuenta, sino hasta que la enfermedad ha invadido su vida y requiere de ayuda profesional.

La Organización Mundial de la Salud, considera que en el mundo existe una epidemia de depresión que afecta alrededor del diez por ciento de la población y en algunos países la cifra es, de hasta el 20 por ciento, con motivo de las condiciones sociales y económicas en que se desenvuelven.

LA VACUNA

Antes que nada hay que protegerse, lo primero es el autocuidado, pues cuando tu gran [email protected] se encuentra triste y platica sus penas, normalmente te contagia y por condición humana uno se compara y muchas veces piensa o descubre que ha vivido situaciones parecidas y entonces es cuando se queda uno pensando en su propia vida.

De pronto se encuentra con que otra persona como puede ser un familiar que tuvo una pena, un rompimiento amoroso, un despido del trabajo, una situación de estrés que no puede superar, el contagio viene de inmediato y vuelves a compararte y a encontrar que también vives situaciones similares.

Los especialistas en enfermedades o trastornos mentales recomiendan que, para evitar el contagio, se trabaje en uno mismo y comience a evaluar lo bueno que ha vivido, las bondades de la vida que le han regalado momentos, días y períodos amplios de bienestar, de satisfacciones y de éxitos.

Es ahí en donde uno debe comenzar a recordar y a volver a disfrutar de esos momentos buenos, de esas satisfacciones y al mismo tiempo trabajar en la construcción de ese tipo de circunstancias que genera bienestar, para entonces seguir construyendo de manera permanente su propia felicidad. 

CONTÁGIATE DE DICHA

Una vez que has detectado los riesgos de tu condición, procura encontrar gente que, como logran disfrutar a cada momento de su vida, de su compañía de lo que hacen y hasta de lo que no hacen, porque lo importante en esta vida es la visión con la que cada persona asume los sucesos y las etapas que vive, pero sobre todo es cuando también tienes que aprender hasta de los errores, de los fracasos, disfrutarlos y convertirlos en un aliciente para fijar nuevas metas, mayores objetivos y para mejorar la convivencia con las personas cercanas a tu vida.

CONSEJO

Procura juntarte con gente feliz, con compañeros optimistas, con personas que tienen metas por cumplir y que trabajan por lograrlo; convive con grupos de amigos y familiares en donde el ambiente es agradable.

En mejor encontrar tus relaciones personales en ambientes donde las pláticas ven hacia el futuro con metas claras y con energía para vivir y que estén convencidos de que el mejor camino para alcanzar lo que desean es el esfuerzo, la dedicación, el trabajo, el compromiso y, sobre todo, con quienes viven a cada momento su felicidad, pero que además la pueden compartir.

Vive el momento, disfruta de cada paso que das y agradece a la vida todo lo bueno que te regala, pero debes estar atento para identificar cada uno de esos obsequios, que muchas veces están ahí y no sabemos disfrutarlos ni identificarlos porque estamos distraídos pensando en los motivos de tristeza, que son los primeros que debes desterrar de tus pensamientos.

ESTADÍSTICAS

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala que 29.9 por ciento de los habitantes mayores de 12 años en México, sufren algún nivel de depresión ocasional, mientras que 12.4 por ciento los experimenta de manera frecuente.

La depresión es el principal problema en materia de salud mental pública por ser el principal padecimiento que afecta a las personas de entre 14 y 35 años.

Este mal es la primera causa mundial de suicidio y la cuarta como discapacidad, en relación con la pérdida de años de vida saludable.

Es alarmante el crecimiento de este mal en México por convertirse en la primera razón para el deterioro en la calidad de vida entre mujeres y la novena para los hombres.

En 2016 se registraron seis mil 370 suicidios en el país.

Las personas que sufren depresión pierden 2.7 días de trabajo más que las sanas.

Si bien incidencia de depresión en México es alta, se estima que la cifra no reportada es muy superior.